Header Ads

LA ADMINISTRACIÓN EN LA ANTIGÜEDAD


Desde la edad antigua existió la necesidad de que el hombre pudiera coordinar sus propósitos y esfuerzos. Esto fue evidente desde el momento en que entro en sociedad con otro ser humano para alguna tarea que aunque rudimentaria era vital y ninguno de los dos podía realizarla aisladamente.


El proceso administrativo se inicia con el hombre inteligente, variando su intensidad de acuerdo con la etapa y sobre todo en función de los elementos disponibles en las distintas culturas. De esta manera se encuentran vestigios en Egipto, China, Grecia, Roma y demás pueblos de la antigüedad, así como en las comunidades indígenas de América; aunque casi todas las civilizaciones citadas se confunden con el gobierno y la religión, dada la trascendencia de ambos y a la relativa importancia de los negocios comerciales e industriales.


Algunos estudios de la prehistoria hacen referencia a actividades que dan una idea exacta de organización, El “arrastre” procedimiento empleado para cazar enormes mamuts de la edad de los glaciales, indica una autentica organización que se manifiesta en el empleo del esfuerzo común, coordinado, en función del instinto de dichos animales, para lograr un objetivo prefijado; darles caza para aprovechar su carne.

Tal procedimiento consistía en asustarlos arrojándoles piedras, emitiendo gritos y dirigiéndolos hacia un precipicio profundo, para que murieran al despeñarse. Esta labor necesaria de grupo, tenía que realizarse en forma coordinada, con el fin de lograr, de la manera descrita el conducir de los animales a través de la ruta preestablecida. El investigador D. Gordon Childe hace referencia a cierto lugar de Francia, en Predmost, en donde se han encontrado restos de más de mil mamuts. Dichos fósiles datan de la edad musteriense o del hombre de Cro - magñon y son indicio evidente de una organización primitiva que tuvo manifestaciones desde hace muchos milenios.


Cuando las sociedades cazadoras comenzaron el desarrollo de la agricultura y la domesticación y cuidado de animales, la especialización de tareas se hizo más urgente. Se dice, por ejemplo que como consecuencia de que la mujer hubiera sido recolectora de frutos y alimentos, mientras los hombres cazaban, fue ella la que se dedicó a la agricultura   y fue ella quizás, la que invento la alfarería y las artes de hilar y tejer. El hombre atendía más bien la cría de animales, el pulimiento de piedras y la construcción de herramientas. La organización, la distribución del trabajo y ejercicio de la autoridad ocurrían al principio dentro de la familia. Cuando avanzo la agricultura, las sociedades primitivas se asentaron y formaron aldeas lo cual trajo nuevas formas de vida y sistemas administrativos que rebasaban el ámbito puramente familiar.

No hay comentarios

ENTRADA DESTACADA

BENEFICIARIOS