EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL CONCEPTO DE COMERCIANTE - BAYRON TREBOL

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL CONCEPTO DE COMERCIANTE


Por: Jazmín Zapata P.

Nota: Documento con fines académicos.

El actual concepto de comerciante hubo de recorrer un largo camino que va a la par con el desenvolvimiento del derecho mercantil y a la historia de los hechos económicos en los cuales participaron activamente y siguen participando los comerciantes.

ORIGEN DE LOS PROFESIONALES DE COMERCIO: Puede decirse que con la caída del imperio romano, se da un momento crucial en la historia del concepto de comerciante, ya que es a partir de ahí que estos adquieren un carácter profesional en el comercio, por esto muchos vocablos del derecho romano están actualmente en nuestro código de comercio, tal como peculio. Desde el aprendiz hasta el maestro, se formaba a través de las corporaciones artesanales y de las asociaciones gremiales que ejercían el control de este “arte” especializado, el comercio.

Todo aquel que estaba inscrito en el libro de mercaderes o pertenecía a una corporación, se reputaba comerciante, las resultantes prácticas de ese control llegaron a restringir de tal modo la libertad para el ejercicio del comercio, que el gobierno francés mediante su ministro Turgot en el año de 1776, expidió un edicto para ponerle freno al poder adquirido por las corporaciones, que serían finalmente abolidas en el proceso de la revolución francesa.

CRITERIO OBJETIVO DEL CONCEPTO DE COMERCIANTE: Es así como, el criterio eminentemente subjetivo que se tenía para calificar al comerciante fue abriéndole paso al criterio objetivo con la enunciación  de una serie de actos hecha por varias ordenanzas o normas de aquel entonces para calificarlos como mercantiles por su naturaleza y contenido.

Quienes ejercían estos actos también podían calificarse como comerciantes y ya no solamente por el hecho de pertenecer a una corporación o agremiación. Pero estos dos criterios - EL SUBJETIVO Y EL OBJETIVO – no fueron bastante para lograr la calificación de comerciante por cuanto había comerciantes que ejecutaban actos sin carácter mercantil, como es el caso de una donación (que es meramente civil) y personas que sin ser comerciantes celebraban actos calificados por la ley como mercantiles.

Nuestro código de comercio dio solución a la problemática al establecer la definición de COMERCIANTES, en la cual se conserva el concepto de la profesionalidad y la habitualidad en la ejecución de las actividades que la ley reputa mercantiles y al dejar de considerar como comerciantes a las personas que ocasionalmente celebran operaciones mercantiles, aunque las sujeta a las normas comerciales en cuanto a estas operaciones.
El código de comercio, que recoge y regula el derecho de los comerciantes y de las actividades mercantiles, en su libro primero, títulos I y II, artículos 10 y 25, determina como se adquiere la calidad de comerciante, quienes pueden ejercer legalmente la profesión de tal, y cuáles son las obligaciones inherentes a ella y los actos, operaciones y empresas mercantiles, estos tres últimos denominados asuntos de comercio.

De la lectura de los artículos 10 y 11 del código de comercio puede apreciarse que ellos se complementan para hacer una calificación de los comerciantes, calificación está a la son inherentes los conceptos de habitualidad y profesionalismo en la ejecución de actos que la ley considera como mercantiles. Por otra parte, la calidad de comerciante también se adquiere aun cuando la actividad mercantil se ejerza por medio de apoderado o de un intermediario, siempre y cuando ese ejercicio se lleve con habitualidad. 

Por el aspecto probatorio el código de comercio se precisa aún más el concepto y la calificación de comerciantes, al establecer varias presunciones legales en su artículo 13 que a la letra indica:

Artículo 13: Para todos los efectos legales, se presume que una persona ejerce el comercio en los siguientes casos:

1. Cuando se halle inscrita en el registro mercantil.

2. Cuando tenga un establecimiento de comercio abierto

3. Cuando se anuncie al público como comerciante, por cualquier medio”

¿QUIÉNES PUEDEN EJERCER EL COMERCIO? De acuerdo con la carta política (Articulo 26), toda persona es libre de escoger su profesión u oficio; la de comerciante la puede ejercer toda persona que según las leyes tenga capacidad para contratar y obligarse. No la pueden ejercer los incapaces, como los menores de edad, personas inhábiles, como los comerciantes declarados en quiebra, los funcionarios de entidades oficiales y semioficiales y las demás personas a quienes por ley o sentencia judicial se les prohíba el ejercicio de actos mercantiles. Así lo disponen los artículos 12 y 14 del código de comercio. De acuerdo con el código de comercio, hay que concluir que para que una persona tenga la calidad de comerciante requiere reunir estas condiciones fundamentales:

1. Capacidad legal para contraer obligaciones.

2. Dedicación profesional o habitual, es decir, permanente y continúa.

3. Que los actos que ejecute sean de los calificados como actos de comercio. 

Zapata P, Jazmín, Modulo de legislación comercial, Escuela Colombiana de Mercadotecnia, Escolme, Medellín, enero de 1997.   Documento con fines académicos.
---
Compilador: Trébol Morelos Bayron Ernesto, Administrador de Empresas, de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad, Tecnólogo en Mercadotecnia, de la Escuela Colombiana de Mercadotecnia, Escolme, Docente Universitario y de Educación Básica y Media, negociosbetm@gmail.com  .

No hay comentarios

ENTRADA DESTACADA

CIENCIA FORMAL Y CIENCIA FACTICA