viernes, 26 de febrero de 2016

LA ADMINISTRACIÓN EN LA EDAD CONTEMPORÁNEA

precursores de Taylor y de la administración científica: Aunque Frederick W Taylor realizo sus investigaciones en los primeros años del siglo XX y es generalmente llamado padre de la administración científica, muchas personas anteriores a él hicieron contribuciones considerables para el desarrollo del pensamiento  administrativo, algunos de estos precursores se describen brevemente a continuación.

James Watt Jr. y Mathew Robinson Boulton: Se pueden considerar como los más remotos usuarios del enfoque científico para la administración.

Watt y Boulton, hijos de los pioneros que inventaron y desarrollaron las maquinas de vapor se hicieron cargo de la administración de “Soho Engineering Foundry” en la Gran Bretaña, cuando fue establecida por sus padres en 1796.

Watt se encargo de la administración y organización y Boulton presto particular atención a las ventas o actividades comerciales. Durante la década siguiente desarrollaron un número de sistemas administrativos, los cuales son una sorpresa para los teóricos aún en nuestros días.  

Entre las muchas técnicas administrativas desarrolladas por estos dos hombres para “Soho” se observan asuntos tales como: investigaciones de mercado y pronósticos, planeación de la disposición de las maquinas de los requerimientos de flujo de trabajo, planeación de la producción, estándares para el proceso productivo y unificación en los componentes del producto.

En las áreas contables y de costos, Watt y Boulton desarrollaron detallados registros estadísticos y crearon sistemas de control a través de los cuales podían calcular el costo y las utilidades por maquina manufacturada  y para cada departamento. En el área de personal, perfeccionaron programas de capacitación y desarrollo de obreros y ejecutivos, remuneración y estudio de trabajo por resultados, basándose precisamente en estudios del trabajo y programas de bienestar tales como el de beneficios por enfermedad , administrados por un comité electo de empleados.

Robert Owen: Uno de los más destacados industriales del siglo XIX, fue de los principales pioneros de la administración. Durante el periodo de 1800 a 1828, Owen desarrollo lo que ha sido considerado como un experimento inaudito en el grupo de empresas textiles que administraba en Escocia. No sin buena razón se le ha llamado padre de la administración moderna de personal.
                                
En los primeros años de la revolución industrial, cuando los trabajadores eran considerados instrumentos inertes, Owen mejoro las condiciones de trabajo en las fabricas, estableció la edad mínima para los niños, redujo las horas para los empleados, proporciono comodidad en las fabricas, estableció almacenes y tiendas para vender satisfactores a los empleados, al costo, y busco el mejoramiento de la comunidad entera en la cual vivían sus empleados.

Pero Owen fue un filántropo. Su filosofía era que la buena administración de personal paga dividendos al patrón y es una parte esencial de cualquier administrador.

Charles Babbage: fue primordialmente un profesor y científico, un brillante matemático británico, que trabajo como profesor de matemáticas en la universidad de “Cambridge” de 1828 a 1839. Su trabajo científico incluyo un continuo interés en talleres y fabricas en Europa continental y en Gran Bretaña.

Desde el punto de vista de la administración Babbage es recordado por su famoso libro “ On the economy of machinery and manufactures” , publicado en 1832 . En sentido real Babbage fue científico matemático de la administración. Estuvo especialmente interesado en la economía de la división del trabajo, y en el desarrollo de principios científicos que gobernasen la actuación del administrador en cuanto al uso de los medios de producción, materiales y trabajo para alcanzar los mejores resultados posibles. Se ocupo de la economía de la economía de la división del trabajo, no solamente para operaciones manuales sino para las operaciones mentales también.

Pero matemático y científico como fue, no ignoro el elemento humano. Al igual que Taylor, tres cuartos de siglo después, Babbage sostuvo que podría haber cierta comunidad de intereses entre el obrero y el propietario de las nuevas fábricas. Lucho intensamente por una especie de sistema de reparto de utilidades a través del cual los trabajadores pudieran participar en las utilidades de las fábricas atendiendo a su contribución en dicha productividad. Indico que los trabajadores deberían recibir una remuneración fija dependiendo de la naturaleza de su trabajo, mas una bonificación por cualquier sugerencia que pudiera mejorar la productividad. Sin embargo, las mejores contribuciones de Babbage no fueron en las áreas generales de la administración, sino en las áreas de costos e incentivos , basados en la creencia en la especialización y asignación de incentivos de acuerdo con la productividad.

Henry Varnun Poor: Fue uno de los principales precursores de Taylor, ha sido, sin embargo, sumamente ignorado en la evolución del pensamiento administrativo. Editor de la revista “American Railroad Journal” durante los últimos años del siglo XIX.  Desde allí observo y analizo el progreso de los sistemas norteamericanos de ferrocarriles desde sus principios hasta su madures. Observo la mala administración de los mismos y los saqueos que sufrían por parte de los primeros promotores y manipuladores de capitales. Llegando  a la conclusión de que lo que realmente necesitaban estos sistemas de ferrocarriles era una administración eficaz.

Sus recomendaciones sobre aspectos administrativos continúan teniendo validez en nuestros días. Poor se dio cuenta de la necesidad de un sistema administrativo, con una clara estructura organizacional, en la cual los individuos fueran altamente responsabilizados, es decir, un sistema de comunicaciones mediante informes que se extendiesen a toda la organización, con el fin de que la alta administración pudiera enterarse de lo que sucedía y de contar además con informes operativos que resumieran los costos, ingresos y porcentajes.

Reconoció el peligro de que tal sistematización pudiera hacer sentir a las personas como piezas de una   maquina, y como solución recomendó una especie de liderazgo, empezando en los niveles más altos de la empresa, con el fin de vencer la rutina y la monotonía , inculcando así un sentimiento de unidad, una apreciación del trabajo y un espíritu de equipo.

Tal como lo escribe un historiador acerca del trabajo de Poor: “Mucho tiempo antes de Frederick Taylor, hizo notoria la necesidad de un sistema; mucho antes de Elton Mayo lo hizo de la necesidad del reconocimiento humano y tiempo antes de Chris Argirys, advirtió la necesidad del liderazgo para eliminar las rigideces de la organización formal”


Bibliografía: Compilador: Trébol Morelos Bayron Ernesto, Administrador de Empresas, de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad, Tecnólogo en Mercadotecnia, de la Escuela Colombiana de Mercadotecnia, Escolme, Docente Universitario y de Educación Básica y Media.