martes, 27 de agosto de 2013

FREDERICK TAYLOR Y LA ADMINISTRACIÓN CIENTÍFICA

Las Esencias del Mercadeo
Frederick Taylor y la administración científica: Taylor es generalmente reconocido como el padre de la administración científica. Probablemente ninguna otra persona haya causado un impacto mayor en el desarrollo de la administración. Sus experiencias como aprendiz, trabajador, capataz, mecánico y más tarde como ingeniero jefe en una empresa fabricante de acero, le proporcionaron una amplia oportunidad para obtener un conocimiento de primera mano de los problemas y actitudes de los trabajadores y para observar además las oportunidades de mejoramiento de la calidad de la administración.

A la edad de 45 años, en 1901, pudo retirarse de su trabajo, ya que sus patentes sobre herramientas de corte de acero de alta velocidad y de otros inventos, así como sus primeros trabajos  como ingeniero consultor, le proporcionaron la suficiente independencia económica. Paso el resto de su vida, 14 años, como consultor y conferencista no remunerado para promover sus ideas sobre la administración científica.

El objetivo primordial de Taylor fue aumentar la eficienciaen la producción, no solamente reduciendo costos y aumentando utilidades, sino además, haciendo posible un aumento en el pago a los trabajadores mediante mas productividad cuando trabajaba en los talleres de maquinaria le impresiono el tortuguismo en el trabajo, es decir, simular trabajar produciendo menos y no mas, debido principalmente al temor de los trabajadores a perder su empleo si aumentaban la producción. Contempló el tortuguismo como un sistema. Por experiencia propia sabía que era posible lograr una productividad mucho mayor sin necesidad de un esfuerzo exorbitante por parte de los trabajadores.


Taylor dedujo que el problema de la productividad era un asunto de ignorancia tanto de la dirección como de los trabajadores. Parte de esa ignorancia se debía a que unos y los otros, ignoraban lo que constituía un día justo de trabajo y la remuneración justa del mismo. Creía también que administradores y obreros se preocupaban más, en cómo podrían dividir la plusvalía resultante de una mayor productividad que aumentar la productividad misma. En síntesis, Taylor contemplo la productividad como respuesta a dos aspectos: Mayores salarios y mejores utilidades, y pensó que la aplicación de métodos científicos, en lugar de convicciones y métodos empíricos, podrían mejorar esta productividad, sin necesidad de consumir más energía o esfuerzo humano.


Los principios básicos que Taylor propuso como fundamentos del enfoque científico para la administración pueden resumirse en los siguientes:
1. Remplazar las reglas y convencionalismos empíricos por la ciencia, es decir por el condicionamiento organizado.
2. Obtener armonía en la acción de grupo en lugar de discordia.
3. Cambiar el individualismo caótico por la cooperación entre los seres humanos.
4. Trabajar con la meta de lograr una producción máxima en vez de una producción restringida.

5. Desarrollar a todos los trabajadores al máximo posible, de modo que tanto ellos como la empresa puedan alcanzar una alta prosperidad.

Como puede observarse, los principios básicos de Taylor no están lejos de las creencias fundamentales del administrador moderno.

Algunas de las técnicas de Taylor y sus seguidores tenían ciertos aspectos mecanicistas. El cuidadoso estudio de tiempos y movimientos que fue ampliamente aplicado para determinar en qué consistía el trabajo justo de un día y para contribuir al descubrimiento de la “única mejor forma” de realizar un trabajo en particular.

Así mismo aplicaron diversos planes de remuneración basados en la producción, como intento para aumentar la plusvalía, o “productividad”, como Taylor la denominaba.

Como puede apreciarse, técnicas como esta fueron necesarias para hacer funcionar la filosofía de Taylor, la cual estaba basada en el aumento de la productividad, en proporcionar a los trabajadores, su mejor oportunidad para ser productivos, y en recompensar a sus trabajadores por su productividad individual.


También es cierta que estas técnicas fueron utilizadas por muchos propietarios de fábricas en todo el mundo, para aumentar la productividad del trabajo, sin proporcionar una recompensa adecuada, ni un adecuado entrenamiento o ayuda administrativa, pero esta no era la idea de Taylor.


Entre los discípulos de Taylor se encuentran algunos destacados pioneros como Carl George Barth, Henry L Gantt, Frank y Lilliam Gillreth, y Edward A Fenole. Durante algunos años Barth fue socio de Taylor, habiendo trabajado en un principio para el en la “Bethlehem Steel Company” , y la mayor parte del resto de su vida opero también como consultor independiente, especializado en el área de ingeniería administrativa.


Siendo un brillante matemático, Barth desarrollo muchas técnicas y formulas matemáticas que hicieron posible la aplicación de las teorías de Taylor. Era considerado como el más ortodoxo y leal de los seguidores de Taylor. 


Gantt, ingeniero mecánico como Taylor, se unió  a este y a Barth en la “Midvale Steel”  en 1867 permaneció con Taylor hasta 1901, cuando formo su propia empresa de ingenieros consultores. Aunque apoyo intensamente las ideas de Taylor y realizo muchos trabajos de consultoría basándose en la selección científica de trabajadores  y el desarrollo de sistemas de bonificación e incentivos, que mucho más cauto que Taylor en cuanto a la venta y divulgación de sus métodos de administración científica.


Al igual que Taylor enfatizo la necesidad de desarrollar intereses mutuos entre la administración y los trabajadores. Al hacer esto dio importancia a la enseñanza, al desarrollo y entendimiento de los de los sistemas por parte de los trabajadores y de la administración, y de apreciar que en todos los problemas de administración el  elemento humano es el más importante.


Gantt es muy conocido por el desarrollo de sus métodos gráficos para descripción de planes y para hacer posible un mejor control administrativo. Enfatizo la importancia del tiempo, así como del costo, al planear y controlar el trabajo. Esto dio origen a la famosa grafica de Gantt, la cual es usada en la actualidad y fue precursora de varias técnicas modernas como el PERT, técnicas para evaluación y revisión de programas, la cual ha sido considerada por algunos historiadores sociales como el invento más importante del siglo XX.


Frank y Lilliam Gilbreth. Frank Gilbreth abandono la universidad para convertirse en albañil a la edad de 17 años en 1885. Ascendió a la posición de superintendente en jefe de una firma contratista de construcción a la edad de 27 años y poco después se convirtió en constructor independiente. Durante este periodo se interesó por los movimientos inútiles al realizar un trabajo y redujo el número de movimientos para colocar un ladrillo de 18 a 5. Hizo posible la duplicación de la actividad del albañil sin incurrir para ello en mayores gastos o esfuerzos. Su trabajo como contratista pronto dio origen a un número de ofertas de consultas para el mejoramiento de la productividad humana. Después de conocer a Taylor en 1907, combinaron sus ideas para dar efecto a la administración científica.


Al aprender este trabajo, Frank Gilbreth fue ampliamente, apoyado por su esposa Lilliam, quien fue una de las primeras psicólogas industriales   . Después de la muerte de su esposo, en 1924, continuo impulsando la firma consultora y fue reconocida como “Primera dama de la administración” a lo largo de toda su vida.


El interés de Lilliam Gilbreth por los aspectos humanos del trabajo, combinado con el interés de su esposo por la eficiencia produjo una extraordinaria combinación de talentos. De ahí que deje de ser casual el interés de Frank Gilbreth por observar ante todo los trabajadores y entender sus personalidades y necesidades al aplicar los principios de la administración científica. Los Gilbreth llegaron también a la conclusión de que no es la monotonía del trabajo lo que causa tanta insatisfacción en los trabajadores, sino más bien la falta de interés en ellos por parte de la administración.


Existieron otros seguidores de Taylor, otros pioneros de la administración que laboraron parte de su teoría  y de su práctica basados en las ideas y descubrimientos de Taylor, pero los más importantes son los que hemos mencionado aquí.


Las Esencias del Mercadeo
Bibliografía: Compilador: Trébol Morelos Bayron Ernesto, Administrador de Empresas, de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad, Tecnólogo en Mercadotecnia, de la Escuela Colombiana de Mercadotecnia, Escolme, Docente Universitario y de Educación Básica y Media.