miércoles, 27 de febrero de 2019

ACTOR


Instituciones públicas o privadas, organizaciones no gubernamentales, universidades, asociaciones profesionales y empresariales o empresas privadas, entre otros, que participan, directa o indirectamente, en la planificación, ejecución, seguimiento y evaluación de una política. Es todo aquel que tiene capacidad de incidir en la trayectoria de la política pública. Algunos actores son formales, como los partidos políticos, los presidentes, el gabinete, la legislatura, los tribunales y la burocracia y sus funciones en la formulación de políticas están asignadas formalmente por la Constitución Política. Otros actores son informales, como los movimientos sociales, las empresas y los medios de comunicación, estos no tienen ninguna función formal. La denominación de actores incluye organizaciones e individuos.

sábado, 12 de enero de 2019

EL PAPEL DE LA TEORÍA

El conocimiento puede ser definido como una reproducción conceptual de la realidad, y como tal como una elaboración que produce en el cerebro de los hombres, como una formulación intelectual. Si decimos que todo conocimiento es conocimiento para un sujeto, admitimos entonces que en dicho sujeto el conocimiento se presenta bajo una forma de pensamiento, es decir bajo una forma que en un sentido amplio podemos llamar teórica. Su contraparte son los fenómenos de la realidad, los objetos exteriores o exteriorizados sobre los cuales se detiene el pensamiento.

lunes, 7 de enero de 2019

SUJETO Y OBJETO

En el proceso de conocimiento es posible encontrar siempre estos dos elementos, sujeto y objeto, entre los cuales se dan relaciones de singular complejidad. Por sujeto entendemos a la persona o grupo de personas que elabora el conocimiento; el conocimiento es siempre conocimiento para alguien, pensado por alguien, en conciencia de alguien. Es por eso que no podemos imaginar un conocimiento sin sujeto, sin que sea percibido por una determinada conciencia. Pero, de la misma manera, podemos decir que el conocimiento es siempre conocimiento de algo , de alguna cosa , ya se trate de un ente abstracto – ideal como un número o una proposición lógica , de un fenómeno material o aun de la misma conciencia ; en todos los casos a aquello que es conocido lo denominamos el objeto del conocimiento.



La relación que se articula entre ambos términos arriba señalados es dinámica y constante. Por una parte podemos decir que el sujeto debe situarse frente al objeto como algo externo a él, colocado fuera de sí, para poder examinarlo. Hasta en el caso de que quisiéramos analizar nuestras propias sensaciones y pensamientos deberíamos hacer esa operación, es decir deberíamos objetivarnos (“desdoblarnos” en una actitud reflexiva) para poder entonces situarnos ante nosotros mismos como si fuéramos un objeto más de conocimiento. Este problema, la necesidad de objetivar elementos propios del sujeto para poder conocerlos es uno de los que hacen más compleja toda investigación que se desenvuelve dentro de las ciencias sociales y de la conducta.

Esta delimitación o separación no es más que el comienzo del proceso pues, una vez producida, el sujeto debe ir hacia el objeto, acercarse al mismo, para tratar de captar y asimilar su realidad. Es decir que el sujeto investigador debe “salir de sí”, abandonar su subjetividad, para poder realizar su intención de comprender como es el objeto, de aprehenderlo. De otro modo permanecerá encerrado en el límite de sus conceptos previos, de sus anteriores conocimientos, y no tendrá la posibilidad de alcanzar la objetividad, pues solo podrá desarrollar su pensamiento pero fuera del contacto con la realidad externa.

sábado, 5 de enero de 2019

LA INVESTIGACIÓN APLICADA EN NUESTRO MEDIO


Yo considero que esa investigación que en el libro de Colciencias llamamos “aplicada”, por seguir una clasificación internacional (pero que en realidad no es investigación y desarrollo o “R y D” del idioma inglés, o sea aquella que conduce a desarrollar nuevos procesos o nuevos productos que después se integran a la economía), es y ha sido importante en nuestro país. Ciertamente no se le puede aplicar a la investigación un criterio estrictamente utilitarista y economicista ni someterla a un análisis costo – beneficio, porque habría que terminar con la respuesta tan conocida que unos atribuyen a Faraday y otros a Benjamín Franklin: ¿Para qué sirve un recién nacido? Sin embargo ha servido para desarrollar nuevas cepas de productos vegetales más adaptables y más productivas o más resistentes a las plagas; lo mismo para las cepas pecuarias, avícolas o de diversos géneros; para la producción de antisueros y de vacunas; para identificar y conocer desde nuestras especies biológicas hasta nuestros hombres mismos, desde el indígena hasta el blanco y a través de todas sus mezclas. Ha servido igualmente para conocer la patología, esa patología que hoy con mucha propiedad se denomina geográfica pues inherente a determinados países o regiones y que, debido a las amplias comunicaciones aéreas, fluviales, terrestres y marítimas que tenemos hoy con todos los continentes, ha dejado de ser exótica por antonomasia.



No es investigación pura, ya que en general lo que hacemos los colombianos, es tomar tecnologías investigativas que han sido ya desarrolladas en otros lugares y aplicarlas a problemas locales. Exceptuando las ciencias básicas, que contienen algo de pureza investigativa, esas tecnologías van a aplicarse a las ciencias agropecuarias, sociales, de la salud, etc. Recuérdese el trabajo traído por Harrison Brown cuando hablaba de la recuperación japonesa después de la segunda guerra mundial: enviaron técnicos a Leeds y a Birmingham a estudiar los telares ingleses que trabajaban (por decir una cifra) a diez revoluciones por minuto; así habían trabajado desde la época de la reina Victoria. Que pasa –preguntaron los hombrecillos amarillos - si el telar se corre a 100 RPM; pues que se revientan los hilos respondieron flemáticamente los ingleses; pues los compramos respondieron los japoneses haciéndose a equipos que eran a todas luces obsoletos. Se los llevaron a Japón, los corrieron a 100 RPM y pusieron a los japoneses en cada uso para que remendaran los hilos cuando se rompían. Como consecuencia, duplicaron la producción y en dos años estaban haciendo competencia a las sedas inglesas en los mercados de Hong Kong.


domingo, 30 de diciembre de 2018

PROGRAMA DE AFILIADOS, OBTÉN ASISTENCIA DE SHOPIFY EN CADA ETAPA DEL PROCESO


COMISIONES: Gana con el programa de affiliate marketing un promedio de $58 dólares por cada usuario que se inscriba en un plan pago con tu enlace de referencia único, y $2000 dólares por cada referencia a Shopify Plus. Para maximizar sus ganancias, cada referencia será nutrida para ayudar a tus referidos a pasar del plan de prueba al plan pago.
CONTENIDO: Ahorra tiempo y dinero en la creación de contenido mediante enlaces a blogs, seminarios web, video tutoriales, herramientas y embudos automatizados desarrollados por Shopify para tu público.
SOPORTE: Recibe soporte técnico prioritario de ShopifyPartner en cualquier momento por teléfono, correo electrónico o chat en vivo. Obtendrás un Gerente de afiliados dedicado, acceso a material educativo para partners y descuentos exclusivos en las herramientas que pueden ayudarte a hacer crecer tu negocio.